Cuando éramos niños

vivíamos en las aceras. Nuestro escalón era el mundo y un pequeño trozo de tiza era nuestro universo. Éramos caballeros, amigos de los dragones, o piratas buscando tesoros, o viajeros por el espacio interestelar. Hasta que un vecino extraterrestre nos reprendía por pintar las calles. Entonces salíamos corriendo, como si de una invasión alienígena se…… Continúa leyendo Cuando éramos niños

Si las montañas hicieran paso

que fueran ríos para tu barca, si tu barca llegase al mar para que esos profundos ojos pudieran otear el horizonte, si el horizonte a ti te abrigara y si lo hallaras entre árboles desnudo, si los árboles te hablaran, si los oyeras… dirían que por ti muero. ©Flora Rodríguez

No le pasa nada

Ese era el diagnóstico que siempre recibían mis padres cuando me llevaban a médicos, urgencias u hospitales, una y otra vez. Tras las oportunas pruebas y revisiones, todos los especialistas coincidían en lo mismo: «A la niña no le pasa nada, ya se cansará de llorar». Pero tardé en cansarme meses, e incluso años. Ahora…… Continúa leyendo No le pasa nada

En el fervor

de tu mirada sobre el arco de mi espalda, cenit de tus deseos, soy vertiente derramada, un cúmulo de existencia donde no existen los rezos. ©Flora Rodríguez

Desnuda y en mar salada

todo me parece lejano. Al otro lado del océano, el mundo. Y aquí nosotros, en el nuestro. Hoy bien dejaré que el sol llore mi ausencia, como siempre, desde esta, mi oscuridad. ©Flora Rodríguez